¡ACABAN CON TODO! Vandalismo oficialista pinta consignas chavistas en la UCV (FOTOS)

A pesar de la profunda crisis social y económica que empaña a Venezuela, los simpatizantes oficialistas siguen empeñados con apoyar al ilegítimo presidente Nicolás Maduro y su gabinete ejecutivo. En esta oportunidad, fueron a la UCV exigiendo la renuncia de la rectora Cecilia García Arocha por no estar de acuerdo con los ideales chavistas.
En lo que pudo ser una obra del movimiento estudiantil del PSUV y demás partidos políticos con origen comunista, las paredes del centro estudiantil universitario más longevo de Venezuela fueron grafitadas exigiendo la puesta en marcha de elecciones para exigir al nuevo rector universitario.
Esto según opinan ellos “en conformidad con la sentencia 0324 del TSJ de Maduro que plantea organizar los comicios bajo la premisa un elector-un voto y aplicando el sistema sectorizado que se usó para la Asamblea Constituyente.
Cabe destacar que en horas de la noche de este domingo, también originaron un pequeño incendio en la Facultad de Derecho.

Andrés Finol
SuNoticiero

Powered by WPeMatico

Presuntos grupos chavistas atacaron espacios de la UCV

ND 21 octubre, 2019
Oleg Kostko / foto: @VivaLaUCV / 21 oct 2019.- Un grupo de simpatizantes del chavismo habrían atacado las instalaciones de la escuela de derecho, de bioanálisis, la EEPA y los cafetines de la UCV la noche de este domingo.

Así lo denunciaron dirigentes estudiantiles, movimientos políticos y universitarios en Twitter quienes publicaron fotografías de varios inmuebles de la UCV con grafitis con consigas afines al chavismo, además de incendiados y vandalizados:
“Grupos irregulares vandalizan espacios de la Escuela de Derecho UCV, incendian una de las puertas de accesos a dicha escuela y grafitean paredes aledañas ¿Hasta cuándo?”, informaron desde la cuenta de Twitter Viva la UCV.
“Grupos oficialistas intentan quemar la Escuela de Derecho UCV y vandalizan espacios a favor de la sentencia 0324 del TSJ que pretende violar nuestra autonomía universitaria A esta hora (11:00pm) incendio controlado por nuestros Bomberos de la UCV”, agregaron en otro tuit.
“La escuela de Derecho UCV amanece quemada y vandalizada con mensajes pro-chavismo. La avanzada anti-universitaria de la dictadura no se detiene. ¡Todos debemos defender la universidad libre”, confirmó Hasler Iglesias, dirigente de VP y expresidente de la FCU-UCV.
En un principio se dio a conocer que solo la escuela de derecho se vió afectada pero recientemente se conoció que otros espacios de la casa que vence a las sombras también fueron atacados:
“Ayer en la noche, los UCVistas nos enteramos del lamentable ataque que vivió nuestra Universidad. Hoy, se corrobora que fue mucho más que nuestra escuela de Derecho, también fueron los cafetines, Bioanálisis y nuevamente la EEPA ¡El chavismo vuelve atacar la UCV!”, denuncio Luis Palacios Herrera, dirigente estudiantil.

Powered by WPeMatico

Cátedra de Derecho Constitucional UCV rechazó ataques a la escuela por grupos chavistas

ND 21 octubre, 2019
Jesús A. Herrera S. / 21 oct 2019.- La Cátedra de Derecho Constitucional de la UCV rechazó este lunes los ataques a la Escuela de Derecho de la Facultad de Ciencias Políticas y Jurídicas de la universidad por grupos adeptos al chavismo.

Haro

José Vicente Haro
En voz de la cátedra, el abogado constitucionalista José Vicente Haro, expresó: “debemos condenar los ataques que hemos visto recientes en la Escuela de Derecho de la Facultad de Ciencias Políticas y Jurídicas de la UCV y los precedentes de los ataques a la Escuela de Estudios Políticos que se han dado en relación de todo este debate que ha surgido a partir de la sentencia del TSJ del 27 de agosto de este año”.
Recordó que todo el recinto universitario es patrimonio de la humanidad declarado por la Unesco y que así será denunciado, porque son “amedrentamientos y amenazas a las posiciones que estamos asumiendo desde la comunidad universitaria para defender la educación libre”.
Por su parte, Nelson Chitty La Roche, también abogado, dijo que que todas las acciones que serán tomadas por el Magisterio Venezolano los días por venir tienen el el respaldo “pleno, total, con intensidad y pasión” y que la universidad se parará mañana, como está previsto desde la semana pasado “para acompañarlos”.

Powered by WPeMatico

El futuro ya llegó

ND 21 octubre, 2019
Los demócratas debemos entender que el futuro se construye día a día. No se trata de un compromiso de futuro sino de una obligación impuesta por nuestras convicciones y por la dura realidad nacional.
Venezuela está en fase de disolución acelerada, de desmembramiento institucional y territorial, bajo el dominio activo del régimen cubano y la presencia operativa de los peores factores que azotan a la humanidad entera. El narcotráfico, considerado en esta época un instrumento formidable para controlar la vida de muchas naciones mediante las acciones de sus estructuras macro y micro delincuenciales. El terrorismo, no sólo islámico, de la más variada naturaleza. La incapacidad, por ignorancia o falta de experiencia. La corrupción generalizada que toca a casi todos los sectores públicos y a los privados con la excusa de la supervivencia. Todo ello bajo el manto de un socialismo comunistoide fracasado en el mundo entero, pero que pretenden revivir aquí, en Latinoamérica, mediante acciones subversivas a la vista en países hermanos que resisten la sistemática agresión de quienes cumplen las ordenanzas de la pasada reunión del Foro de San Pablo realizada en Caracas.
Objetivo primario son Colombia y Venezuela. Es indispensable una férrea unión de ambas naciones. No para volver al pasado. No. Lo que se impone es la construcción de una nueva y diferente etapa, distinta a todo cuanto hemos vivido.
En el caso venezolano es mucho lo que tenemos que hacer. Entre otras cosas deslastrarnos del pasado. No se trata de reconstruir, de rehacer ni de encontrar en lo que dejó de existir la fuente de lo que necesitan las nuevas generaciones. Debemos eliminar ese “re” limitante de ilusiones e iniciativas indispensables.
La situación ofrece ventajas y peligros. Las primeras derivadas de los disparates insólitos de un régimen que no da para más, porque se le agotó lo que tenía. Lo segundo, por la tendencia de apelar a la represión, a la violencia física e institucional contra la ciudadanía utilizando instrumentos formales y bandas criminales bien armadas, dirigidas desde las cabezas del régimen para imponer el miedo, el temor generalizado en la gente.
Venezuela tiene como salir adelante, pero hay que tomar las decisiones que se necesitan. El objetivo primario sigue siendo la liquidación de la usurpación, es decir, del régimen y la salida inmediata de Maduro y su camarilla destructora. Esta es la voluntad mayoritaria del pueblo. Puede constatarse a corto plazo con la Consulta Popular que se ha propuesto y el compromiso de todos, incluida la comunidad internacional, de hacer respetar el resultado. “La voz del pueblo es la voz de Dios”.

Powered by WPeMatico

Chile, la hora de los hornos

ND 21 octubre, 2019
La posibilidad real y objetiva de la caída de Maduro, postergada por la pusilanimidad, la cobardía y sobre todo por la asombrosa miopía del Departamento de Estado y los gobiernos del Grupo de Lima, incapaces de comprender la dimensión global de la crisis venezolana, ha desembocado en los Idus de Santiago.
Conscientes los cubanos de que no hay mejor defensa que un buen ataque, como lo enseñara Sun Tzu hace más de dos milenios, lanzaron sus mastines de la izquierda castro comunista chilena sobre la yugular del liberalismo latinoamericano: el gobierno de Piñera, los felices resultados de la Concertación y los logros de la modernización.
En un ataque combinado, cuyas líneas gruesas fueran decididas en el último encuentro del Foro de Sao Paulo, no por azar celebrado en Caracas, el centro de los ataques de este fin de semana en la capital y las principales ciudades chilenas fueron las instalaciones gubernativas y el Metro de Santiago y Valparaíso. El alza del precio de las tarifas de la movilización fue el pretexto perfecto: desde que tengo uso de razón esa ha sido la causa inmediata de todos los motines y levantamientos insurreccionales chilenos.
Está en el ADN de la izquierda.
De allí el odio reconcentrado, la fiereza y la decisión con los que las hordas desbordadas por órdenes del Partido Comunista, del Partido Socialista y de los resabios sobrevivientes de la llamada Izquierda revolucionaria se dedicaron a vandalizar y destruir las modernas instalaciones del Metro, llegando al extremo de incendiar un importante edificio de comunicaciones. Las órdenes impartidas por el llamado Frente Amplio, que reúne a las fuerzas contestatarias de la izquierda castrista, eran las de jugarse el todo por el todo e incluso dejar la vida en el intento por subvertir el orden público. Unas órdenes desmentidas por los responsables del Frente, cuando los hechos confirmaban la implacable veracidad de las órdenes: Santiago, Valparaíso y otras ciudades del interior del país estaban en llamas.
Las reacciones de las redes demuestran el largo período de incubación de la barbarie: “Chile despertó”, han exclamado alborozados los jóvenes mensajeros del rencor, del odio y la venganza. Intentando hacer tabula rasa de los cuarenta y seis años transcurridos desde el golpe de Estado que derrocara a Salvador Allende e instaurara la Junta militar de gobierno. Que impulsara el más importante y exitoso esfuerzo de modernización llevado a cabo en América Latina. Han bastado unas pocas horas para que el clima de convivencia pacífica y entendimiento nacional instaurado por veinte años de Concertación Democrática saltara por los aires. Los denodados esfuerzos hechos por el gobierno de Sebastián Piñera para asegurar ese clima de convivencia tratando de satisfacer las exigencias de todos los sectores. Los más radicalizados no lo han agradecido: lo han comprendido como un evidente y tembloroso signo de debilidad. Que ha terminado por quebrantar la unidad democrática y enfrentar a los dos grandes factores de la derecha chilena: la que insiste y persevera en la vía del entendimiento, buscando el mayor distanciamiento posible del pinochetismo chileno, y las de quienes saben que sin Pinochet y con Allende, Chile hubiera sido la primera Venezuela pos castrista.
Es la indesmentible fuerza de los hechos: en un trágico quid pro quo la izquierda chilena quisiera rebobinar la historia y retroceder cincuenta años el inexorable curso de la historia. De allí la impotencia – la historia no es reversible – traducida en el ruido y la furia de los dramáticos sucesos de esta insurrección de fuego y cenizas. De pronto, el Chile ejemplar que supo sobrellevar, superar y metabolizar sus diferencias, despierta del sentido común para volver a la pesadilla del desencuentro. El terror se ha apoderado de quienes juraban que jamás volverían a los setenta. La herida se ha reabierto. Y el temor a revivir la tragedia ha comenzado a morder las carnes de un Chile sorprendido en sus mejores intenciones. Ya resuenan los gritos desesperados del 11 de septiembre.
No es pescar en río revuelto insistir en la principalísima responsabilidad de la dictadura venezolana y del servil agente de la Secretaría América, el colombo venezolano Nicolás Maduro, en la organización y realización de estos luctuosos sucesos. E insistir en la grave desidia y desinterés del Departamento de Estado y del Grupo de Lima en matar la serpiente por la cabeza. No haber procedido tempranamente a intervenir con todos los medios disponibles – que estaban sobre la mesa, según el Secretario de Estado Mike Pompeo – desalojar a Maduro y cortar el cordón umbilical que une a la satrapía venezolana con la tiranía cubana – comienza a traducirse en hechos. Latinoamérica se enfrenta al feroz embate del castro comunismo.
Chile preanuncia el futuro. Aún es el momento de invocar el R2P y el 187 #11 constitucional por parte de Juan Guaidó y la Asamblea Nacional venezolana, para que nuestros aliados procedan a extirpar el mal de raíz. Mañana es demasiado tarde. No hacerlo ahora es un crimen de lesa humanidad.
@sangarccs

Powered by WPeMatico