Sale!

La Guerra del Dictador Hugo Chavez: Contra Comunicadores Sociales y Medios en el 2007

$13.99 $10.50

El año 2007 fue fatal para la libertad para la libertad de expresión pues el 27 de mayo, en contra de la opinión nacional e internacional La Dictadura cerró definitivamente a la estación televisiva más antigua del país, Radio Caracas Televisión, apropiándose de los equipos de la estación.

La Guerra del Dictador Hugo Chavez: Contra Comunicadores Sociales y Medios en el 2007 por Rodulfo Gonzalez
La Guerra del Dictador Hugo Chavez: Contra Comunicadores Sociales y Medios en el 2007 por Rodulfo Gonzalez

Lo propio haría después con Radio Caracas Televisión Internacional por negarse a transmitir las kilométricas y arbitrarias cadenas del Dictador Hugo Chavez.

Las amenazas del Tribunal Inquisitorial del régimen, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, dieron luz a la autocensura en los medios audiovisuales para evitar sanciones.

El entonces director de Telesur, Andrés Izarra, sugirió el establecimiento de la hegemonía comunicacional.

Continuó el impedimento a los medios privados de hacerle cobertura a los eventos de la dictadura.

Venezuela se situó entre los tres países latinoamericanos con mayores dificultades para el ejercicio del periodismo. Continuaron las agresiones verbales y físicas contra comunicadores y medios por parte de las fuerzas de seguridad, especialmente la Guardia Nacional y la Policía Nacional.

Libros de Rodulfo Gonzalez en Amazon

Libros de Rodulfo Gonzalez en Google Play

Description

La Guerra del Dictador Hugo Chavez: Contra Comunicadores Sociales y Medios en el 2007 por Rodulfo Gonzalez
La Guerra del Dictador Hugo Chavez: Contra Comunicadores Sociales y Medios en el 2007 por Rodulfo Gonzalez

El año 2007 fue fatal para la libertad para la libertad de expresión pues el 27 de mayo, en contra de la opinión nacional e internacional La Dictadura cerró definitivamente a la estación televisiva más antigua del país, Radio Caracas Televisión, apropiándose de los equipos de la estación.

Lo propio haría después con Radio Caracas Televisión Internacional por negarse a transmitir las kilométricas y arbitrarias cadenas del Dictador Hugo Chavez.

Las amenazas del Tribunal Inquisitorial del régimen, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, dieron luz a la autocensura en los medios audiovisuales para evitar sanciones.

El entonces director de Telesur, Andrés Izarra, sugirió el establecimiento de la hegemonía comunicacional.

Continuó el impedimento a los medios privados de hacerle cobertura a los eventos de la dictadura.

Venezuela se situó entre los tres países latinoamericanos con mayores dificultades para el ejercicio del periodismo. Continuaron las agresiones verbales y físicas contra comunicadores y medios por parte de las fuerzas de seguridad, especialmente la Guardia Nacional y la Policía Nacional.