Poesía y fútbol, unidos – El Diario de Yucatán

Poesía y fútbol, unidos – El Diario de Yucatán

Paisajes y pasión llevan el deporte global a otro nivel

Si usted es aficionado a jugar al fútbol, ¿se imagina despertando en unas cabañas en mitad de una llanura en Tayikistán, con la inmensa postal del Himalaya al fondo y un par de porterías reglamentarias delante listas para recibir los balonazos que le propine a la pelota? ¿Se imagina subir a la terraza de un edificio en Tokio y jugar a cientos de metros del piso rodeado de los rascacielos y colores que priman en el espectacular paisaje nipón?

En selvas, peñones, barrios, montañas, llanuras e incluso mares. Hoy es posible practicar fútbol en cualquier lugar. Y, a medida que el fútbol se practica más y más, es más común ver campos de fútbol en los lugares más remotos e impensables.

Ottmar Hitzfeld, Suiza. Puede que lo de Stadium le quede un poco grande puesto que es una cancha relativamente pequeña, pero es cierto que este campo de fútbol tiene un récord: el de mayor altura en Europa, ya que se encuentra por encima de los 2,000 metros de altitud, en Gspon, un pequeño pueblo en los Alpes suizos. Lo curioso de este paraje es que solamente se puede llegar al campo en funicular.

Otro dato muy curioso proviene del club “dueño” de este campo, el FC Gspon, que afirma que más de 1,000 balones se han perdido en 40 años. Estos pueden caer entre 100 y 300 metros.

Campo de fútbol flotante, Tailandia. El fútbol es imparable en cualquier superficie, incluso en el agua.

En Panyee, Tailandia, hay un campo flotante con unas medidas de 16 por 25 metros desde 2010. Se hizo sobre pilares flotantes unidos con cuerdas.

Fue la evolución del fútbol original en el pueblo, que se llevaba al cabo en la playa y, posteriormente, en un primer intento de campo flotante de tablas y clavos.

Adidas Futsal Park, Japón. Ubicado en la terraza de un edificio de 56 plantas, este campo para jugar fútbol de salón fue inaugurado en el año 2002. Cuenta con capacidad para 50 espectadores, se encuentra en uno de los distritos más jóvenes y de mayor ambiente de Tokio.

Henningsvaer Stadium, Henningsvaer (Noruega). Rodeado de mar y fiordos espectaculares, Henningsvaer es un pueblo pesquero sobre una superficcie de 0.3 kilómetros cuadrados con varias islas que se conectan por canales. Sus 500 habitantes son suficientes para albergar uno de los campos de más bonitos del mundo.

Fútbol remoto en la Isla de Eriskay (Escocia). Nombrado por la FIFA como uno de los campos de fútbol más extraordinarios del planeta, este campo está la isla remota escocesa de 700 hectáreas y muchísimo océano por delante.

No tiene gradas, ni grandes edificios alrededor, ni carreteras, pero sí tiene baches y muchas irregularidades, además de un equipo de fútbol que disfruta sus partidos ahí, el Eriskay Fútbol Club.

Entonces, ¿qué habrá llamado la atención del máximo organismo del fútbol mundial para considerarlo extraordinario? Posiblemente su enclave isleño y la posibilidad de meter un gol con un paisaje espectacular.

En Tasiilaq también se juega (Groenlandia). Un campo de tierra puede no sonar atractivo. Pero si éste se encuentra en uno de los lugares más remotos del planeta, Groenlandia, todo se ve desde otro ángulo. Con apenas 3,000 habitantes, Tasiilaq está bañada en nieve y paisajes increíbles.

En Gibraltar, en el Himalaya o Marruecos. Campos de fútbol espectaculares hay en miles de lugares. Solo es cuestión de admirarlos y disfrutar este deporte en ellos.— Javier Caballero Lendínez

El fútbol en las favelas

El fútbol brasileño es más que samba y pasión: es la esencia máxima del balompie. Las favelas son un ejemplo de ello.

Cuna de Rivaldo

Rivaldo nació en una favela del estado de Pernambuco. “Hay que vivirlo para saber lo que es, trabajar todo el día para tener muy poco, pasar hambre, sufrir…”, dijo en su día. Y entre esa tristeza se fue forjando una leyenda.

Origen de Gabriel Jesús

Si en 2014 le hubieran dicho que conseguiría lo que ya ha conseguido, no lo creería, sobre todo en Jardim Peri, la favela que lo vio nacer en Sao Paulo.

Ahí se forjó Neymar

Lo de tener el origen en una favela y llevarlo con orgullo es una realidad en Neymar, quien se tatuó una en su cuerpo.

Centro de Investigacion Cultural del Estado Nueva Esparta CICUNE

Eladio Rodulfo González, quien  firma su producción periodística y de todo género con los dos apellidos, nació en el caserío Marabal, hoy en día parroquia homónima del Municipio Mariño del Estado Sucre, Venezuela, el 18 de febrero de 1935. Es licenciado en Periodismo, Poeta, Trabajador Social e Investigador Cultural. El 15 de abril de 1997 creó el Centro de Investigaciones Culturales Neoespartanas (CICUNE). Publica diariamente los Blogs: “Noticias de Nueva Esparta” y “Poemario de Eladio Rodulfo González”. Escribe en los portales poéticos Unión Hispanomundial de Escritores (UHE) Sociedad Venezolana de Arte Internacional (SVAI) y Poemas del Alma, de los cuales es miembro.