La música en la poesía de César Vallejo – diariodelosaltos.com

La música en la poesía de César Vallejo – diariodelosaltos.com

César Vallejo es considerado uno de los poetas más brillantes de su época. Su poesía ha trascendido desde sus inicios hasta su obra cumbre, Trilce, donde hace acopio de la música para darle realce a su poesía.

Xavier Abril, un teórico de la obra de César Vallejo, en su obra Exégesis Trílcica recalca lo siguiente: «La preocupación de Vallejo por la música trasciende a su propia poesía puesto que alcanza a su concepción toda de la vida, o sea que es el ritmo la noción misma de la existencia e incluso de la muerte.» (X. Abril, Exégesis Trílcica, pág.70)

Muchos otros estudiosos de César Vallejo mencionan también su gusto por la música y que contaba en su haber con gente del grupo de intelectuales de su época. Julio Ortega, otro de los literatos que enseñan a César Vallejo, menciona en unas líneas, diferentes connotaciones que encontró en la obra del poeta: «No caí en cuenta que casi todo el tiempo está hablando en futuro; es lo que más le interesaba: tenía una gran intimidad con el futuro, articulando utopías; siempre depositó una gran fe en el cambio.» (J. Ortega, artículo de la Revista Cultura, https://elpais.com/cultura/2014/12/26/actualidad/1419611752_963195.html)

En su libro sobre César Vallejo, Ortega hace referencia también sobre la postura política del poeta, guiado por el comunismo, que lo llevó a crear grandes obras, con una fuerte influencia de Rubén Darío, quien fuera pionero del modernismo y que tendría una poesía de altura reflejada en Los Heraldos Negros. Ortega declara que «Vallejo suprimía muchísimo en un proceso muy laborioso de escritura que no tenía una función referencial sino la voluntad de poner en tensión el nombre y la cosa, plantear otro mapa de la realidad.» (J. Ortega, artículo de la Revista Cultura)

Ortega escribió un estudio sobre su obra culmen, Trilce, titulado “Epistemología Trílcica”, donde declara que es un libro donde usa la tachadura para darle realce y musicalidad a sus versos. Según declara Ortega: «Es seguramente el más radical de los libros en lengua española; su lenguaje dice más que lo que dice, rompiendo mucho la sintaxis; su función era pensar el mundo desde el lenguaje.» El uso del lenguaje y su deconstrucción para el sonido estético y musical de su obra, ha hecho que el mismo autor declarara: «Que es una lengua castellana de la casa, por lo femenino, por ese marco protector que es la casa, que se ha perdido: está siempre en la poética de Vallejo esa orfandad, esa angustia, esa soledad, ya desde muy joven… Hay una pérdida de marcos emotivos en una sociedad exterior extrema.»

“Si las cosas tienen un alma, el universo es sagrado; su orden es el de la música y la danza: un concierto hecho de los acordes, reuniones y separaciones, de una cosa con la otra, de un ánima con las otras. A esta idea, antigua como el hombre y vista siempre con desconfianza por el cristianismo, los poetas modernos añaden otra: las palabras tienen un alma y el orden del lenguaje es el universo; la danza, la armonía. El lenguaje es un doble mágico del cosmos. Por la poesía, el lenguaje recobra su ser original, vuelve a ser música. Así, música ideal no quiere decir música de las ideas sino ideas que en su esencia son música. Ideas en el sentido platónico, realidades de realidades. Armonía ideal: alma del mundo; en su seno todos y todo somos una misma cosa,  una misma alma.” Stephan Mallarme

A modo de opinión

  • César Vallejo es uno de los autores que más se ha investigado y leído. Su obra es tan vasta como diversa y enriquecedora.
  • Vallejo, en una de las tantas declaraciones que dio, dijo que el idioma español es una lengua burda que no da para la estética, por ende, se preocupaba porque sonara bien y armónico (Marco Aurelio Denegri).
  • En lo personal, lo poco que he leído de César Vallejo, dista mucho de dar una simple descripción de lo que ha querido transmitir, ya que, como él dice, la poesía no debe ser escuchada por los oídos, sino sentida con el alma, porque la poesía es el silencio manifestado que nos habla.
  • Por último, es un autor que no solo merece ser estudiado, sino también, imitado.

Colaboración de Claudia Figueroa Oberlín: Escritora nacida en El Salvador, hija de padres guatemaltecos. Licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad Francisco Gavidia. Es columnista y periodista cultural, artista polifacética y autora de obras como “Despertares”, “Tras las huellas del amanecer” y “La isla sagrada”, entre otros.

Centro de Investigacion Cultural del Estado Nueva Esparta CICUNE

Eladio Rodulfo González, quien  firma su producción periodística y de todo género con los dos apellidos, nació en el caserío Marabal, hoy en día parroquia homónima del Municipio Mariño del Estado Sucre, Venezuela, el 18 de febrero de 1935. Es licenciado en Periodismo, Poeta, Trabajador Social e Investigador Cultural. El 15 de abril de 1997 creó el Centro de Investigaciones Culturales Neoespartanas (CICUNE). Publica diariamente los Blogs: “Noticias de Nueva Esparta” y “Poemario de Eladio Rodulfo González”. Escribe en los portales poéticos Unión Hispanomundial de Escritores (UHE) Sociedad Venezolana de Arte Internacional (SVAI) y Poemas del Alma, de los cuales es miembro.