Graffitis: de acto vandálico a símbolo del arte contemporáneo, muchas veces destruidos por ignorantes – ICN Diario

Graffitis: de acto vandálico a símbolo del arte contemporáneo, muchas veces destruidos por ignorantes – ICN Diario

Graffiti en Montevideo, Uruguay. Foto: Intendencia de Montevideo (Twitter)

Nos guste o no, los grafitis son ya parte inherente del decorado de nuestras ciudades y un símbolo de libertad de expresión. Diferentes países han optado por la posición más pragmática: legalizarlos, convertirlos en galerías de arte al aire libre e incorporarlos a su oferta cultural.

El grafiti puede definirse como una modalidad de pintura libre, generalmente realizada en espacios urbanos. Su origen se remonta a las inscripciones que han quedado en paredes desde los tiempos del Imperio Romano, especialmente las que son de carácter satírico o crítico.

Para denominar estas inscripciones de época arqueológica es más frecuente el uso de la palabra «grafito».

El beso fraternal entre el alemán Erich Honecker y el ruso Leonid Brezhnev en el 30 aniversario de la República Democrática Alemana (1979) fue reproducido por Dmitri Vrubel en 1990.

Erich Honecker y el ruso Leonid Brezhnev en Berlín. Foto: Florencia Vila/ ICNDiario.

El artista tituló a su dibujo ‘Mi Dios, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal’ y es una de las imágenes más conocidas de la East Side Gallery.

El East Side Gallery se compone de un tramo de 1.300 metros de pared, decorado en 1990 por 118 artistas de 21 países diferentes, pero desde entonces se ha visto dañado por la acción del clima, el escape de gases, los vándalos y los turistas en busca de ‘souvenirs’.

En el 20º aniversario de la caída del Muro, este museo al aire libre fue restaurado con un presupuesto de 2,5 millones de euros recaudados por la asociación Kuenstler Initiative East Side Gallery.

Otro ejemplo es el Muro de John Lennon de Praga, que fue durante años un símbolo de la lucha por la libertad de expresión y los Derechos Humanos al otro lado de la cortina de hierro.

El Muro de John Lennon de Praga, un símbolo de libertad. Foto: Florencia Vila/ICNDiario.

Dicho muro fue utilizado por la oposición a la dictadura checoslovaca para atacar al régimen, desde 1989 se había convertido en un espacio de libre expresión en el que cualquiera podía unirse a los mensajes de paz y libertad. Pero lo que no consiguió la Dictadura Comunista, en el 30 aniversario de su caída, casi lo provoca el turismo de masas.

La Orden de Malta, propietaria del edificio al que pertenece el muro, y la Autoridad Municipal del distrito de Praga han estudiado seriamente impedir que cualquiera pueda participar en el muro por la aparición de pintadas vandálicas, irrespetuosas o directamente obscenas.

El muro de la Embajada de la Orden de Malta en Praga era, hasta 1980, una pared blanca más.

Todo cambió a partir del 8 de diciembre de ese año, cuando John Lennon fue asesinado en Nueva York. Los seguidores checos del cantante británico ni siquiera podían admitir que lo conocían, porque el pacifista ex Beatle estaba prohibido al ser considerado “subversivo” y por tanto Lennon nunca pudo estar allí, pero de todas formas se convirtió en un espacio de libre expresión apareciendo los primeros grafitis con letras de Lennon, de los Beatles y retratos del ídolo.

Aunque la policía comunista detuvo a numerosos activistas y borraba rápidamente cada nuevo mural, los activistas lo volvían a realizar una y otra vez.

Tras la Caída del Muro en 1989 las nuevas autoridades democráticas, con permiso de la Orden de Malta, lo convirtieron en un espacio de libre expresión al que cualquiera podía sumar sus mensajes en defensa del pacifismo y los Derechos Humanos.

Siendo Praga la quinta ciudad más turística de Europa, el muro no tardó en convertirse en uno de los lugares importantes a visitar.

En Londres se puede destacar el Graffiti Street Art, con la imagen de William Shakespeare en Clink Street, realizada por James Cochran.

William Shakespeare en Clink Street. Foto: Florencia Vila/ICNDiario.

Solo hay una regla a tener siempre presente: ríete de todo y no hagas caso de los demás escribió en su diario Ana Frank. Nada más cerca de la locura de los nazis. Anne Frank se desarrolló de niña a mujer joven en los 2 años que escribió su diario. Era increíblemente literaria y pensaba en muchos temas universales. Es impresionante que ella pudiera tener una perspectiva filosófica tan profunda sobre las cosas a una edad tan joven.
Jimmy C.  pintó su grafiti frente al Museo de Ana Frank, ubicado en Rosenthaler Strasse, a las afueras del Zentrum de Anne en Berlín.

Graffiti frente al Museo de Ana Frank en Berlín. Foto: Florencia Vila/ICNDiario.

En Uruguay, antes del día de los trabajadores (1/05/2020), sindicalistas destruyeron parte de la exposición pública de graffitis en el dique Mauá, lo cual supuestamente será reconstruido con materiales que se le entregaran al autor para la recuperación de su obra por parte de la central sindical, que también comunico sus disculpas a través de las redes sociales.

Lo cierto es que no hay ciudad que no posea estas obras callejeras con artistas que han logrado fama por la calidad de las mismas.

LJP

Centro de Investigacion Cultural del Estado Nueva Esparta CICUNE

Eladio Rodulfo González, quien  firma su producción periodística y de todo género con los dos apellidos, nació en el caserío Marabal, hoy en día parroquia homónima del Municipio Mariño del Estado Sucre, Venezuela, el 18 de febrero de 1935. Es licenciado en Periodismo, Poeta, Trabajador Social e Investigador Cultural. El 15 de abril de 1997 creó el Centro de Investigaciones Culturales Neoespartanas (CICUNE). Publica diariamente los Blogs: “Noticias de Nueva Esparta” y “Poemario de Eladio Rodulfo González”. Escribe en los portales poéticos Unión Hispanomundial de Escritores (UHE) Sociedad Venezolana de Arte Internacional (SVAI) y Poemas del Alma, de los cuales es miembro.