El “neoliberal” es usted, Diosdado


El capitán Diosdado Cabello se refirió al fundador de este medio, Teodoro Petkoff, en su rueda de prensa semanal con la “profundidad” que caracteriza a todas sus intervenciones públicas. Lo hizo con dos calificativos: el de traidor y el de neoliberal.
Por cierto que sus “acusaciones” contra Teodoro las hizo cuando estaba enfermo o ahora que falleció. Nunca cuando el fundador de este medio hablaba y escribía claro y raspao.
En el primer caso, aseguró que Petkoff promovió la lucha armada y después traicionó a quienes se involucraron en ella. Tomar las armas contra el gobierno de Betancourt no fue una decisión personal de Petkoff, sino de la dirección del Partido Comunista de Venezuela. Quienes las empuñaron lo hicieron de manera voluntaria, nadie los obligó.
Abandonar la lucha armada también fue una decisión de la dirección del referido partido, no la tomó por su cuenta Teodoro, quien sí estaba convencido que haber dejado la lucha democrática había sido el error más grande de su carrera política. Por cierto, la abrumadora mayoría de los que participaron en el golpe de Estado del 4F sí lo hicieron engañados, no lo hicieron de manera voluntaria, no sabían en lo que participaban.
En cuanto a lo de neoliberal, para el chavismo son neoliberales los que empobrecen a los pueblos y enriquecen a una minoría. Donde la salud y la educación se privatizan, donde las condiciones de los trabajadores empeoran, donde se violan los derechos humanos.
Hoy la educación y la salud están más privatizados que nunca. Tener que ir a un hospital público implica pagar por todas las medicinas o tratamientos que se requieran para recuperar la salud. Para que los estudiantes puedan asistir a clases, sus padres tienen que hacer milagros, gracias al chavismo.
En cuanto a los derechos humanos, hay 470 presos políticos en Venezuela, un sinnúmero de venezolanos refugiados en embajadas o exiliados. La tortura está institucionalizada en las policías y la detención de cualquier persona puede ser producto del capricho de cualquier dirigente chavista.
Petkoff fue ministro del segundo gobierno de Rafael Caldera y lideró el plan de ajustes económicos en el país. En su primer año, la inflación batió récord y alcanzó el 103%. Al siguiente año, bajó a 37%.
Hoy la inflación es algo que añora la mayoría de los venezolanos que tienen que soportar una de las mayores hiperinflaciones del mundo. En la Venezuela actual los pobres son cada vez más pobres y, algunos enchufados, cada vez más ricos.
En cuando a los trabajadores, sus organizaciones sindicales han sido desconocidas, varios de sus dirigentes están presos, como Rubén González, y las prestaciones sociales no alcanzan para nada. En el último año del segundo gobierno de Caldera, el salario mínimo mensual era equivalente a 376 dólares, hoy, incluyendo el bono de alimentación, equivale a 3,84 dólares, con lo cual su poder de compra se convirtió en polvo cósmico. Evidentemente, el “neoliberal” no fue Teodoro, el “neoliberal” es usted, Diosdado.

Powered by WPeMatico