Artistas contemporáneos colombianos lanzan tienda virtual – Cromos

Artistas contemporáneos colombianos lanzan tienda virtual – Cromos

“Atendido por sus propietarios” es un proyecto colaborativo en el que diez artistas se benefician de una bolsa económica colectiva. Además de vender, pretender crear redes colaborativas y generar diálogos sobre el arte contemporáneo colombiano.

Que hay que saber de arte para verlo es una premisa que está en la cabeza de mucha gente y que, tal vez, se masificó cuando en el siglo XIX se masificaron los conceptos alta cultura (lo sofisticado) y baja cultura (lo popular).

Todo se volvió más complejo desde que nació el arte contemporáneo, que sí es más complejo de entenderlo, pues en muchas ocasiones se necesita saber el contexto que rodea al artista para darle todo el valor estético a la pieza.

Tal vez por esa razón es que el arte contemporáneo no es muy apetecido en las subastas, en las que sigue reinando el arte moderno, y también poco espacio ocupa en las paredes de las galerías, a no ser que estén dedicadas a este tipo de proyectos artísticos.

Por eso, cada vez crece el número de artistas, negociantes y galeristas que trabajan en espacios que propician la conversación sobre el arte contemporáneo para que, siguiendo el camino que ya recorrió el arte clásico o el moderno e incluso otras corrientes como la música y el cine, el público no tenga miedo de enfrentarse a la obra.

Estas nuevas dinámicas culturales abarcan propuestas que fusionan recorridos por galerías, restaurantes y bares, hasta puestos en el mercado de las pulgas de San Alejo (Bogotá), donde un grupo de artistas jóvenes montó, hasta que la pandemia lo permitió, una carta en la que vendían obras que se confundían con objetos cotidianos, como una gorra o una camiseta.

El objetivo fue “poner el arte en un lugar donde tradicionalmente no es un espacio dedicado a la alta cultura”, dice Gabriel Zea, quien organizó el stand junto a su colega Paulo Licona.

Allí, cada domingo organizaron “exposiciones” por las que transitaban miles de personas que iban a dar una vuelta al centro o a buscar un artículo digno de anticuario. En el camino, muchos se toparon con la “basurita cultural” de estos jóvenes artistas que vendieron varias piezas adaptándose a las “dinámicas económicas del lugar”.

El coronavirus llegó y los obligó a guardar la carpa, o a cambiar de carpa, porque este mes inauguraron la tienda virtual “Atendido por sus propietarios” en la que venden obra de diversos artistas.

En esta iniciativa Zea se unió a Ada León y Angélica Teuta para ofrecer un modelo de negocio colaborativo que beneficia a artistas contemporáneos colombianos que no tienen representación en una galería nacional ni internacional, pues son los más desprotegidos en esta época en la que los espacios culturales están cerrados. “Si vivir del arte es una misión prácticamente imposible, en tiempos de pandemia lo es más”, se lee en el sitio oficial.

Atendido por sus propietarios” no pretende crear un modelo de negocio paralelo al del arte tradicional y oficial, sino brindar ayuda a quienes en este momento no pueden exhibir su arte. En ese sentido, se basan en una estructura colaborativa basada en la confianza en la que tanto los tres líderes como los otros artistas participantes “hacen parte de la gestión y forman parte de la labor”.

La primera edición (julio) del proyecto se ejecutó con artistas amigos de Zea, León y Teuta, pero la idea es que cada mes haya diferentes participantes que se benefician de una bolsa en la que el 50 % del dinero de una obra vendida es para el creador y el resto es para los otros nueve artistas, así que al final de mes todos recibirán algo de plata.

Hay que tener claro que “Atendido por sus propietarios” no es una obra de caridad; es una alternativa laboral a cargo de artistas jóvenes, no tan mediáticos, que ya tienen recorrido en el circuito nacional. Zea, por ejemplo, ha participado en la Feria Internacional de Arte de Bogotá (ArtBo) y el año pasado presentó “Monumento al tornillo desconocido”, propuesta con la que compite por el X Premio Luis Caballero. León y Teuta también han expuesto su obra en diversos museos.

Para lograr que los compradores no sientan que están dando un auxilio o una beneficencia, los interesados pueden ingresar al sitio atendidoporsuspropietarios.art y contactar a los artistas que, y haciendo honor al nombre del proyecto virtual, responden personalmente las comunicaciones, brindan asesoría o exponen parte de su interés estético.

“Atendido por sus propietarios” cuenta con el sitio web en donde se puede consultar la información mínima de cada artista y las obras disponibles. Si a un potencial comprador le llama la atención una, puede escribir un correo electrónico a [email protected] solicitando más detalles, y recibirá un correo, seguramente escrito por el creador de la pieza.

“La idea es establecer una relación con la persona que va a comprar, ayudarlo a decidir qué obra le interesa, prestar asesoría y forjar una comunicación cercana”, dice Zea, quien explica que en una galería tradicional ese trabajo es realizado por el galerista.

Con esta dinámica esperan, además de consolidar una red colaborativa entre artistas y artistas y compradores, generar un dialogo no especializado sobre el arte contemporáneo nacional y llamar la atención de nuevos públicos.

Centro de Investigacion Cultural del Estado Nueva Esparta CICUNE

Eladio Rodulfo González, quien  firma su producción periodística y de todo género con los dos apellidos, nació en el caserío Marabal, hoy en día parroquia homónima del Municipio Mariño del Estado Sucre, Venezuela, el 18 de febrero de 1935. Es licenciado en Periodismo, Poeta, Trabajador Social e Investigador Cultural. El 15 de abril de 1997 creó el Centro de Investigaciones Culturales Neoespartanas (CICUNE). Publica diariamente los Blogs: “Noticias de Nueva Esparta” y “Poemario de Eladio Rodulfo González”. Escribe en los portales poéticos Unión Hispanomundial de Escritores (UHE) Sociedad Venezolana de Arte Internacional (SVAI) y Poemas del Alma, de los cuales es miembro.